El Santo Grial para preparar el tupper perfecto está aquí

ideas de comida para llevar a la oficina
Comer fuera de casa y bien es posible, si sigues estos consejos sobre comida de tupper rica y fácil de preparar. En Kaiku Sin Lactosa sabemos que las prisas nunca son buenas y por eso tenemos grandes compañeros de ajetreos como Kaiku Sin Lactosa MIX o el mini tetrabrik de leche sin lactosa semidesnatada. Porque no hay nada peor para empezar el día que tener el dilema de qué comer (y terminar en tomando un menú grasiento del restaurante de la esquina).

#DAELPASO y evita tentaciones: te traemos los mejores trucos para preparar la comida de oficina que hará que todo el mundo te envidie (y te pida un trocito 🙂 ).

CONSEJOS PARA PREPARAR LA COMIDA PARA LA OFICINA: QUÉ LLEVAR EN EL TUPPER

El material del tupper: por qué son mejores los tuppers de cristal

Llegas a la tienda de tuppers (imagínate que existe una realmente en la vida real) y ves que existen tuppers de todo tipo de formas, colores y materiales. No desesperes: por orden de prioridad, sin duda el mejor material es el cristal. Pese a que es más pesado, es mucho más higiénico que el plástico y es apto para microondas. El tamaño dependerá de tus necesidades: uno pequeño para las salsas o snacks y uno mediano para el plato principal.

ideas y recetas para el tupper de la semana: qué comer en el trabajo

Haz caso a la Universidad: “Plato Harvard”, comida sana de tupper para llevar al trabajo

La comida para la oficina tiene que ser completa: no vale con meter un montón de verduras asadas o simplemente una pechuga de pollo. Sigue las pautas que da la Universidad de Harvard, con su famoso “Plato de Harvard”. ¿En qué consiste? Un plato de comida saludable debe contener la mitad de vegetales, un cuarto de proteínas y otro cuarto de cereales integrales. De esta manera, será mucho más fácil guiarte a la hora de cocinar.

Prohibido aburrirse: no picar entre horas y comer bien el el trabajo

Para evitar tentaciones durante la jornada laboral, haz tus comidas más divertidas y sobre todo, saciantes. No hay nada peor que el gusanillo de media mañana (o a media tarde), culpable de la mayoría de los impulsos dulces y saturados de todo trabajador. Mezcla especias, colores y nuevos sabores para comer divertido (y sabroso).

La Ley del Mínimo Esfuerzo: recetas fáciles para llevar a la oficina

Este truco es perfecto para esos días en los que te ha pillado el tiempo y no puedes ser el “cocinitas” de siempre, nada como reutilizar las sobras de la noche. ¿Tienes un pollo aburrido? Desmígalo con el tenedor y añádelo a una ensalada para hacerla más completa. ¿Tienes los aguacates a punto de pasarse? Prepara un pesto de aguacate con piñones, aceite, ajo y albahaca. Infinidad de opciones y de sabores.

recetas para la comida de la oficina

Y tú, ¿cómo vas a comenzar esta nueva etapa? Ahora que tienes los trucos, preparar recetas para llevar al trabajo es pan (integral) comido 🙂 Para empezar, apúntate esta receta de pollo a las tres maneras y mándanos una foto preparándola. ¡Buena suerte!

Compartir: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

Escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *