Especial San Valentín: 10 cosas que nunca pensaste hacer estando enamorado

San Valentín Dedicatorias

Para muchos el día más romántico del año, mientras que para otros es el más estresante. Preparar una cita inolvidable, elegir el regalo que sea menos cursi o menos estorbo y, sobre todo, sorprender. San Valentín llega cada 14 de febrero para llenar las televisiones, las redes sociales, los periódicos, y hasta tus intentos de siesta.

En Kaiku Sin Lactosa sabemos lo que es estar enamorado -y la presión que se tiene en este día-pero al fin y al cabo damos el paso y nos lo tomamos como nos lo pida el cuerpo. ¡Que cada uno quiere como quiere! Para todos vosotros, tortolitos a punto de convertiros en pequeños Gremlins, le ponemos un poco de humor a los preparativos de San Valentín y señalamos las 10 cosas que nunca pensasteis que haríais estando enamorado.

Tenemos preparado algo muy especial para vosotros. ¿Quitar la conexión de Whatsapp?, ¿Poner el móvil en silencio y hacerte el sordo?, ¿”Olvidarte” de una cena importante por el cumpleaños de tu mejor amiga? Seguro que todos habéis hecho eso alguna vez enamorados, y es que no somos #NiSantosNiValientes, y queremos como queremos, pero lo importante es que queremos mucho J Acércate a nuestro Facebook y responde a la encuesta en directo con la que verás que no eres el único.

Quizás te pueda interesar: Especial San Valentín: Consejos para preparar la cena perfecta

DESTAPAMOS LOS TÓPICOS DE LOS ENAMORADOS ESTE SAN VALENTÍN

 

 Clases de mindfullness

¿De verdad eran necesarias tres horas seguidas para contar que es necesario respirar tres veces antes de tomar una decisión? El mindfullness está de moda, y tu pareja no ha querido desaprovechar ese curso que dan a la vuelta de la esquina. Así que te armas de valor y te presentas en la clase con “la mejor de las ganas”.

via GIPHY

Ejercicio todos los días

Tú eres más de sofá, manta y paseos en fin de semana. Pero desde hace un mes, la ropa del gimnasio ocupa un 30% más en tu armario y no sabes cómo ha llegado allí. Porque desde que estás enamorado, cómo vas a decir que no a esos ojitos que te dicen que todos los días saldréis a correr al menos 20 minutos.

via GIPHY

Adiós al romanticismo: ¿ya no te acuerdas las felicitaciones por San Valentín?

Al comienzo de la relación Don Juan o Doña Juana era tu segundo nombre: citas increíbles, regalos inesperados y sorpresas casi todos los días. Sin embargo, ahora que todo va viento en popa, las sorpresas son más del estilo “he conseguido la receta perfecta del pollo con almendras de mi madre”.

via GIPHY

Dar el paso a vivir juntos

¿Para qué irnos a vivir juntos si así estamos bien? No te engañes, porque todos queremos un rato para nosotros solos, pero vivir con alguien (y más si estás enamorado de ese alguien) es una de esas experiencias que no podemos dejar de lado. Ármate de valor y dile que es hora de compartir techo (y goteras, y WiFi lento, y vecinos trasnochadores).

via GIPHY

Convertirte en crítico gastronómico con recetas fáciles para San Valentín

En un mes has viajado más por el mundo que lo que harás en toda tu vida, y a base de comer. Porque estar enamorado te ha abierto un mundo de recetas y restaurantes que nunca pensaste que conocerías. Ahora los filetes de pollo a la plancha no serán lo mismo sin su salsita ligera de champiñones.

via GIPHY

Sobrevivir a unas vacaciones…

… En familia. Conocer a su madre, su tía, sus sobrinos; que conozcan a tu madre, tu tío, tus hermanos… Toda una odisea, pero todavía lo es más si decidís confinarlos a todos en una casa rural un fin de semana. Sin duda, es la prueba de fuego que toda pareja tiene que vivir alguna vez en su vida (por desgracia).

via GIPHY

Tener el armario de una celebrity

Y no porque tu estilo se haya sofisticado más, sino por la cantidad de eventos que tienes a lo largo del año: que si bodas, que si bautizos, que si aniversarios… Tu armario no da para más, pero aun así consigues que con tres básicos parezca que en todas las ocasiones especiales lleves algo nuevo.

via GIPHY

Decir menos te quiero

Nunca creíste que estando enamorado dejarías de decir te quiero, porque total “ya lo sabe, no hace falta que se lo diga”. Desde Kaiku Sin Lactosa hacemos un llamamiento a no acomodarse, y que si hay que decirlo, se dice.

via GIPHY

Ser un as organizándote

Todos querrían tener tu agenda, porque consigues sacar tiempo para (casi) todo: para tus amigos, para sus amigos, para tu familia, para ti… Eres todo un as organizándote y te conoces los cumpleaños de todo el mundo, incluso las más tontas (¿el primer diente de leche?, ¿la primera cena con amigos en la nueva casa?). Pásale el secreto a tu círculo, te lo agradecerán.

via GIPHY

Vivir en mute

Que levante la mano quien haya borrado la hora de conexión o haya puesto el teléfono en silencio para excusarse con un “no lo había oído”. Todos nos hacemos los santos y los valientes para no parecer que les necesitamos tanto, pero sabes que necesitas a alguien para comentar la serie de moda o probar cosas nuevas.

via GIPHY

¿Te identificas con alguna? #DaElPaso y disfruta del San Valentín más real 🙂

Compartir: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

Escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *