Receta de galletas sin lactosa. Las de siempre, pero más ligeras

 

kaiku-sin-lactosa-receta-galletas-sin-lactosa

Hoy hablamos de esas galletas que han convivido con nosotros desde tiempos inmemoriales y cuyas cajas metalizadas se acaban convirtiendo en todo un “engaña niños”, porque: ¿quién no se ha topado con una caja de suculentas galletas y al abrirla se ha encontrado con un set de costura completo?

Para todos los amantes de los buenos tiempos (o de las meriendas que se alargaban hasta la saciedad), en Kaiku Sin Lactosa hacemos un pequeño homenaje recreando las galletas de siempre, pero esta vez, mucho más ligeras. #DaElPaso y sigue leyendo, porque con esta receta de galletas sin lactosa triunfarás allí donde vayas. Para acompañarlas con un vaso de leche sin lactosa, o del nuevo mini brick, y rejuvenecerás unos cuantos años.

Además, es sin lactosa e integral, con lo que no sólo son más ligeras y facilitarán tu digestión, sino que tendrán un peculiar sabor tostado delicioso.

Quizás te pueda interesar: Desayunos saludables y súper rápidos para preparar la noche anterior

RECETA DE GALLETAS SIN LACTOSA PARA LOS DESAYUNOS DE ANTES

Ingredientes para las galletas sin lactosa

En esta receta de galletas sin lactosa, tan sólo tienes que apuntar los siguientes ingredientes:

  • 500 gramos de harina integral
  • 150 gramos de margarina
  • 120 gramos de azúcar moreno
  • 1 huevo XL
  • ½ cucharadita de levadura en polvo
  • 2 cucharadas de leche sin lactosa desnatada

kaiku-sin-lactosa-galletas-sin-lactosa-receta

Cómo preparar galletas sin lactosa

Tan fácil como tener el horno listo y los ingredientes bien mezclados, ¡vamos a ello! Toca ensuciarse las manos un poco (bastante), pero con estas galletas sin lactosa se trata de volver a los tiempos de cuando éramos niños, o preparar esta receta con ellos, haciendo una buena práctica del conocido nesting.

  1. En un bol ponemos la harina integral, la levadura, la margarina a temperatura ambiente, el azúcar y el huevo. Vamos mezclando con las manos hasta conseguir una masa uniforme.
  2. Le toca el turno a la leche sin lactosa desnatada, que iremos añadiendo poco a poco para conseguir una masa fina pero con cuerpo (ni cemento ni una sopa de harina).
  3. En una mesa o tabla de madera, esparcimos un poco de harina para que no se nos pegue la masa de galletas sin lactosa y la estiramos hasta que tenga el grosor de una moneda. Seguido, y con la ayuda del culo de un vaso o con un molde para dar forma a galletas (puede haber de corazones, margaritas, dinosaurios…) vamos dando forma a nuestras galletas.
  4. Cubrimos una bandeja de horno con papel especial y colocamos nuestras galletas sin lactosa. Horneamos a 180 grados durante unos 18 minutos hasta que estén bien doradas. Las dejamos enfriar, ¡y listo!

¡A disfrutar de las galletas sin lactosa!

Con un sabor suave y tostado, y con la combinación de la harina integral, quedará un sabor muy original y del que será difícil olvidarse. Y tú, ¿qué receta de galletas sin lactosa es tu favorita? Con chocolate, pasas, naranja… Perfectas para llevar, para tomar en casa. La versatilidad hecha dulce.

Yo también estaba deseando la versión mini con pajita de leche semidesnatada KSL. 🙋🙋

Una publicación compartida de Kaikusinlactosa (@kaikusinlactosa) el

Quizás te pueda interesar: Especial Semana Santa: receta torrijas sin lactosa

Compartir: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

Escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *